Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Llama COPRED a la no discriminación, no estigmatización y a la solidaridad para con nuestros hermanos y hermanas migrantes

Publicado el 14 Noviembre 2018

Ciudad de México, a 14 de noviembre de 2018

Pronunciamiento núm. 009

Reconociendo,

  • Que el derecho a la movilidad es un derecho reconocido tanto en normas internacionales como nacionales.

  • Que el tránsito entre países puede ser regulado y que el incumplimiento de los requisitos de tránsito es una falta administrativa y NO un delito.

  • Que las principales razones por las que las personas migrantes salen de sus países, tienen que ver con situaciones de pobreza, violencia, discriminación.

  • Que la migración irregular se debe a razones que tienen que ver con amenazas a la seguridad, la libertad y la vida.

  • Que la Constitución Política se los Estados Unidos Mexicanos reconoce que todas las personas en el territorio nacional son titulares de derechos humanos, y que las personas migrantes no son excepción.

  • Que el principio de igualdad exige dar un trato sin discriminación a todas las personas y prohíbe el trato diferente arbitrario que menoscabe la dignidad de las personas basado en el origen o nacionalidad.

  • Que la responsabilidad del Estado de proteger a las personas migrantes inicia desde que éstas ingresan a su territorio.

  • Que el Estado mexicano es responsable de garantizar los derechos de todas las personas migrantes y de darles protección en su tránsito por el país.

  • Que las personas que migran sin documentos tienen derecho a solicitar refugio o asilo en los países a los que llegan.

  • Que los Estados tienen el deber de proporcionar un trato humanitario a las personas migrantes, lo cual incluye la garantía de derechos fundamentales como la seguridad, la salud, la alimentación, el acceso a la información, entre otros.

  • Que el 6 de abril de 2017, la Ciudad de México fue declarada “Ciudad Santuario” con lo que se garantizan todos los derechos a las personas, reconociendo que la situación migratoria no puede ser motivo de desigualdades ni discriminación.

  • Que la Constitución de la Ciudad de México reconoce en su preámbulo que es una Ciudad intercultural y hospitalaria. Y Reconoce la herencia de las grandes migraciones, el arribo cotidiano de las poblaciones vecinas y la llegada permanente de personas de la nación entera y de todos los continentes.

  • Que, asimismo, reconoce que se trata de un espacio abierto a las personas internamente desplazadas y a las personas extranjeras a quienes el Estado Mexicano les ha reconocido su condición de refugiado u otorgado asilo político o la protección complementaria.

  • Que establece una serie de obligaciones positivas para las autoridades de la Ciudad al reconocer que las personas migrantes, refugiadas y asiladas forman parte de los grupos de atención prioritaria que son aquellos que están conformados por personas que debido a la desigualdad estructural enfrentan discriminación, exclusión, maltrato, abuso, violencia y mayores obstáculos para el pleno ejercicio de sus derechos y libertades fundamentales.

  • Que dispone que las personas migrantes y las personas sujetas de protección internacional y en otro contexto de movilidad humana, así como sus familiares, independientemente de su situación jurídica, tendrán la protección de la ley y no serán criminalizadas por su condición de migrantes.

  • Y que determina que las autoridades adoptarán las medidas necesarias para la protección efectiva de sus derechos, bajo criterios de hospitalidad, solidaridad, interculturalidad e inclusión.

En este sentido el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED):

Reconoce el esfuerzo que se realiza entre todas las dependencias y entidades del Gobierno de la Ciudad, así como del equipo de transición, de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), de las organizaciones internacionales y de la sociedad civil, así como de la población en general, a fin de garantizar los derechos humanos de las personas migrantes provenientes de Centroamérica que transitan por la capital del país.

Desde su llegada al albergue instalado en el Estadio Jesús Martínez “Palillo” de Ciudad Deportiva, este Consejo ha participado verificando que las personas migrantes no sean víctimas de discriminación y tengan acceso a la alimentación, salud y a un trato digno e igualitario. Aunado a esto, ha brindado apoyo a grupos vulnerables pertenecientes a este éxodo como lo son: las personas con discapacidad, personas mayores, infancia y población LGBTTTI.

Debido a la desigualdad estructural que enfrentan, en todo el mundo, las personas migrantes encuentran diversos obstáculos en el acceso a sus derechos y viven prácticas y discursos discriminatorios, lo que tiene impactos relevantes en su seguridad, integridad, vida y dignidad.

En este sentido, el éxodo migrante proveniente del Triángulo Norte de Centroamérica que ha ingresado y se traslada por el territorio nacional, ha sido víctima de xenofobia, discriminación, estigmatización y criminalización por la falta de documentos migratorios y por su origen nacional, lo cual las coloca en una situación de desventaja en el acceso pleno de sus derechos.

Por lo anterior, durante el puente humanitario, la función primordial del COPRED ha sido proveer a diferentes instancias de gobierno, personas servidoras públicas y población en general, información respecto a los derechos de las personas migrantes y difundir un mensaje de inclusión y de respeto con el objeto de eliminar la ola de prejuicios y estigmas surgidos desde su entrada a nuestro país.

En dicho contexto, COPRED hace un llamado a la población en general de la Ciudad para que nos asumamos como parte de una Ciudad que valora la diversidad, que respeta los derechos de todas las personas y que garantiza que nadie, por ninguna circunstancia, puede recibir un trato discriminatorio, que como ciudadanos y ciudadanas de la CDMX, somos personas hospitalarias, solidarias y convencidas de que los derechos humanos se deben respetar de manera integral, sin importar origen, nacionalidad o estatus migratorio.

Este Consejo convoca de manera respetuosa a los diferentes medios de comunicación, para que en términos de la normativa aplicable, se respete la intimidad y privacidad de las personas migrantes durante su estancia en los albergues, se evite mostrar sus datos personales, pues en muchos casos vienen huyendo de su lugar de origen por amenazas a su vida e integridad. Asimismo, a respetar el derecho de niños, niñas y adolescentes a no ser exhibidos en los medios de comunicación, guardando su imagen y datos personales.

En atención a lo anterior, y porque es mandato de la Constitución de la Ciudad de México, COPRED hace un llamado a la hermandad, solidaridad y apoyo hacia las personas migrantes, recordando que tienen derecho a:

  • Libre tránsito.

  • Refugio y asilo.

  • Seguridad jurídica y debido proceso.

  • Acceso a la justicia.

  • Denunciar en caso de ser víctima de un delito.

  • No ser discriminado.

  • Atención sanitaria, medicamentos, orientación sobre su estado de salud y tratamientos.

  • A la alimentación y agua potable.

  • Protección de la unidad familiar.

  • Dignidad humana y no criminalización.

  • Albergue o alojamiento digno.

  • Respeto por su diversidad cultural e interculturalidad.

  • Entre otros.

Es así como la Ciudad de México se reconoce y concibe como un espacio donde todas y todos gozamos de los mismos derechos sin discriminación, un lugar habitable para el ejercicio pleno de todas nuestras posibilidades, con la convicción de ser más plural, más igualitaria, garantista y siempre solidaria.