Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Avances en los derechos de las trabajadoras del hogar necesarios para eliminar la discriminación

Publicado el 29 Marzo 2019

Ciudad de México, a 29 de marzo de 2019

Pronunciamiento no. 005

  • Dar garantía plena a este sector sobre sus derechos permite reducir la brecha de desigualdad laboral.
  • Garantizar mejores condiciones laborales abona en la eliminación de la discriminación.
  • En México, más de dos millones de personas se dedican al trabajo del hogar. De ellas, 9 de cada diez son mujeres.

En el marco del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), se suma a esta conmemoración reconociendo que los avances logrados para garantizar los derechos de las trabajadoras del hogar abonan en la reducción de la brecha de desigualdad y discriminación laboral de este sector de la población.

Esta fecha es un recordatorio de la lucha que han emprendido las trabajadoras del hogar para hacer visible la labor que realizan, así como denunciar la exclusión y discriminación a las que históricamente se han enfrentado, además de emprender acciones desde los gobiernos locales y federales que favorezcan el reconocimiento de su actividad en la vida productiva del país.

En este sentido, en diciembre pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una resolución en la que establece que no hay razón por la cual el trabajo del hogar esté excluido del régimen obligatorio de seguridad social, motivo por el que exhortó al IMSS a realizar un programa piloto para garantizar este derecho a las trabajadoras del hogar.

Celebramos que este día se publicaran en el Diario Oficial de la Federación las reglas de operación de dicho programa piloto, para afiliar al régimen obligatorio del IMSS a personas trabajadoras del hogar, con el objetivo de establecer facilidades administrativas que contribuyan a garantizar su derecho a la salud y la seguridad social.

Aunado a ello, el pasado 20 de marzo el Senado de la República aprobó en comisiones un dictamen para reformar la Ley Federal del Trabajo, donde determina que el trabajo del hogar deberá contar con un contrato por escrito. Estableciendo así prestaciones como vacaciones, pago de días de descanso, acceso a seguridad social y aguinaldo a las que tienen derecho las personas trabajadoras del hogar.

Asimismo, la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, analiza cuatro proyectos para complementar esta reforma de la Cámara alta, con la finalidad de eliminar la inequidad entre el trabajo del hogar y el restante.

En México, más de dos millones de personas se dedican al trabajo del hogar. De ellas, 9 de cada diez son mujeres, en muchos casos menores de edad, recalcando la distribución desigual e injusta de estas tareas con sus contrapartes hombres. Las condiciones en las que realizan sus labores son indignas, pues en su mayoría trabajan más de 35 horas a la semana, percibiendo poco menos de dos salarios mínimos y el 76% sin acceso a ningún derecho laboral.

La desigualdad que enfrentan es mayor cuando más características se suman a la identidad de quienes ejercen el trabajo del hogar. Por lo general, son las personas indígenas y migrantes quienes se ven orilladas a ejercer esta profesión, como resultado de la discriminación sistemática y estructural que sufren y no les permiten desenvolverse en otros ámbitos.

Además, ejercer el derecho a la maternidad puede convertirse en un verdadero reto debido a la falta de reconocimiento de sus derechos laborales y el casi nulo acceso a estancias de cuidado para poder desempeñar sus labores.

Sin duda, los avances logrados para reconocer los derechos de las personas trabajadoras del hogar abonan al cambio cultural, fortaleciendo el trato igualitario para todas y todos. Reiteramos la necesidad de ratificar lo antes posible el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).