Es responsabilidad de todas y todos disminuir contagios de Covid-19. #QuédateEnCasaCDMX
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Urge incorporar perspectiva de género para eliminar estigmas hacia las personas que viven con VIH/Sida

Publicado el 28 Febrero 2020

Pronunciamiento 003

Ciudad de México, 28 de febrero de 2020

En conmemoración del Día de la Cero Discriminación, el 1° de marzo de cada año, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) se suma a la campaña de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Cero Discriminación hacia todas las personas, en especial hacia mujeres y niñas.

El COPRED exhorta a todas las instituciones de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, iniciativa privada y ciudadanía a incorporar la perspectiva de igualdad de género y de derechos humanos en su trabajo diario para combatir el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

Los objetivos 90-90-90 de ONU SIDA para 2020 contemplan que el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico, que el 90% de las personas diagnosticadas reciban terapia antirretrovírica continuada y que el 90% de las personas que reciben esta terapia tengan supresión viral.

México debe estar comprometido a trabajar para lograr el cumplimiento de estos objetivos mediante el abasto gratuito y suficiente de medicamentos a todas las personas que viven con VIH. “Aunque harán falta muchas estrategias para acabar definitivamente con la epidemia de sida, una cosa está clara: será imposible terminar con la epidemia sin proporcionar el tratamiento del VIH a todos aquellos que lo necesitan”, señala ONU SIDA en los objetivos 90-90-90.

Por otro lado, según datos de la Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México (EDIS) 2017, el 84.7% de las personas de 18 años o más en la Ciudad de México considera que sí existe discriminación hacia quienes viven con VIH/Sida, octavo lugar de entre los grupos más discriminados en la capital. Las principales formas en las que se les discrimina son temor al contagio, rechazo al contacto, falta de información y desprecio por ser portadores de la enfermedad.

Sin embargo, las personas encuestadas también consideraron que las tres principales acciones para combatir la discriminación hacia este grupo poblacional son respetar, dar una mejor educación e inculcar valores.

Es nuestro deber eliminar cualquier tipo de estigma y prejuicio que atente contra las personas que viven con VIH/Sida, transversalizando el derecho a la igualdad y no discriminación en las políticas públicas, en las acciones de entes públicos y en la atención a la ciudadanía para generar un cambio social y cultural a favor de la igualdad y la no discriminación, mediante el trabajo con diferentes sectores de la sociedad.

Uno de ellos son las mujeres: en todo el mundo, el sida es la principal causa de muerte de aquellas que tienen entre 15 y 49 años. Las mujeres que viven con el VIH se enfrentan a menudo a una mayor violencia, negación de derechos y resistencia a incorporarlas en la toma de decisiones.

La discriminación es un factor que contribuye a la propagación de la epidemia: la negación, exclusión o restricción de los derechos humanos de las personas que viven con VIH repercute en que no tengan acceso a la información, ni suficientes recursos para poner en práctica medidas preventivas. En el caso de las mujeres, la violencia sexual también acrecienta el riesgo de transmisión del VIH.

El COPRED reitera su compromiso por fomentar una cultura de la no discriminación, el trato igualitario y la no violencia para que las mujeres y niñas que viven con VIH/Sida tengan acceso a una vida digna, lo cual se enmarca en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la Agenda 2030.