Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Necesario garantizar derechos laborales, igualdad de oportunidades y de trato a las y los trabajadores

Publicado el 01 Mayo 2019

Ciudad de México, 1° de mayo de 2019

Pronunciamiento núm. 008

  • Las prácticas que promueven la igualdad de derechos laborales son cada vez más reconocidas como una herramienta de gestión importante para aumentar la eficacia y la productividad
  • COPRED promueve espacios de inclusión y no discriminación, y fomenta una cultura de respeto y trato igualitario en el ambiente laboral

En el marco del “Día del Trabajo”, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) se pronuncia por que se reconozcan y garanticen los derechos sociales, laborales y humanos de las y los trabajadores con las condiciones justas y equitativas laborales y de trato, garantizando el desarrollo de sus capacidades y potencialidades.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce estos derechos, así como, que toda persona tiene derecho al trabajo, libremente elegido o aceptado, siendo la base para la realización de otros derechos humanos, así como para asegurar necesidades básicas y la construcción de un proyecto de vida.

Por su parte, la Constitución Política de la Ciudad de México, reconoce que “toda persona que desempeñe una ocupación en la ciudad, temporal o permanente, asalariada o no, tendrá derecho a ejercer un trabajo digno”.

En este sentido, el Gobierno de la Ciudad de México refrenda su compromiso para hacer de la capital un espacio incluyente y de garantizar el ejercicio pleno de los derechos de todas las personas trabajadoras, incluyendo a aquellas en empleo informal.

Desde el COPRED hemos emprendido diversas acciones que tienen como objetivo visibilizar a grupos que han sido discriminados por sus condiciones y/o prácticas laborales, como es el caso de personas trabajadoras en el ámbito informal y no asalariado, trabajadoras del hogar, trabajadoras sexuales, así como a las mujeres despedidas por condición de embarazo.

Dichas acciones tienen como objetivo el impulso de la participación de las poblaciones de interés y la generación de espacios de diálogo con las autoridades a fin de promover estrategias que permitan la incidencia en las políticas públicas, marco normativo y la prevención de posibles actos de discriminación.

Asimismo, mantenemos una línea de trabajo con las empresas privadas y las instancias del Gobierno de la Ciudad de México, con la finalidad de promover espacios de inclusión y no discriminación, así como de fomentar una cultura de respeto y trato igualitario en los espacios de trabajo. El trato igualitario en dichos ámbitos es reconocido como una herramienta de gestión importante para aumentar la eficacia y la productividad.

Ante esto, el COPRED hace un llamado a enfrentar prácticas discriminatorias en el ámbito laboral a partir de:

  • Establecer políticas laborales, desde el interior de las empresas y del gobierno a favor de una cultura laboral incluyente
  • Crear protocolos y organismos para la atención de prácticas discriminatorias dentro de los espacios laborales
  • Instaurar medidas que incorporen una cultura laboral más igualitaria que integre la perspectiva de inclusión en los procesos de contratación, permanencia, movilidad y capacitación
  • Implementar medidas que garanticen igualdad salarial, prevengan y erradiquen la violencia laboral
  • Establecer acciones de corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal de las trabajadoras y trabajadores

En este sentido, México ha ratificado múltiples instrumentos y mecanismos de exigibilidad para la protección de los derechos de las y los trabajadores, como los más de 70 Convenios con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los que sirven de marco normativo junto con las observaciones generales del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, así como recomendaciones y declaraciones de organismos internacionales, donde se abordan temáticas vinculadas con el respeto a los derechos laborales.

Para lograr la eliminación de la discriminación en el empleo y la ocupación, debemos hacer un compromiso con la erradicación de las prácticas discriminatorias, así como con la promoción de la igualdad de oportunidades y de trato que permite a todas las personas desarrollarse plenamente de conformidad con sus aspiraciones y preferencias, y gozar de igualdad de acceso al empleo y de las condiciones de trabajo.