Es responsabilidad de todas y todos disminuir contagios de Covid-19. #QuédateEnCasaCDMX
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Pronunciamiento conjunto

Publicado el 11 Febrero 2020

Ciudad de México, a 11 de febrero de 2020

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) y su Asamblea Consultiva, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAVI), el Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas (MPI), la Comisión de Búsqueda de Personas de la Ciudad de México (CBP) y la Instancia Ejecutora del Sistema Integral de Derechos Humanos (IESIDH) hacen un exhorto a funcionarias y funcionarios públicos, representantes de los medios de comunicación y ciudadanía en general a ser responsables respecto al manejo y tratamiento de la información relativa a las víctimas de violencia, en particular cuando existan referencias a grupos de atención prioritaria, como las mujeres, los niñas, niños y adolescentes y las personas con discapacidad.

En casos como estos, de interés noticioso y frecuentemente publicados sin atender a estándares de respeto a los derechos humanos, es necesario evitar prácticas que puedan ser discriminatorias y revictimizantes, y atentar contra los derechos de las víctimas o causar dolo o daño a ellas o a sus familiares. 

El manejo de la información respecto a los feminicidios en nuestro país debe ser una invitación a reflexionar en torno al uso del lenguaje (ningún crimen es expresión del amor); la publicación de imágenes que lejos de tener un carácter informativo, alimentan el morbo y pueden representar tanto una validación de las violencias como una violación a la integridad y dignidad de las personas, así como la ética en el despliegue y narración de contenidos, que tendrían que priorizar el respeto a las víctimas. 

Debe garantizarse la protección de los datos personales de las niñas, niños y adolescentes, más aún al ser testigos de un hecho de violencia familiar, para evitar la exhibición de información de uso privado o reservado, con el objetivo primordial de salvaguardar su integridad, salud, desarrollo emocional y dignidad.

Del mismo modo, nos congratulamos y respaldamos el trabajo de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, que ha determinado investigar a los probables responsables de filtraciones de datos e imágenes. 

Parte de la obligación permanente de no discriminar y no revictimizar a ninguna persona en la Ciudad de México consiste en repensar nuestra responsabilidad al replicar prácticas cotidianas de discriminación y violencia que no hacen más que agravar el daño a las víctimas. 

Recordemos que todas y todos, incluyendo las coberturas mediáticas, podemos contribuir a sensibilizar a la población, combatir la discriminación y los estigmas, y visibilizar a los grupos de atención prioritaria.