Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

El COPRED llama a recordar la importancia de prevenir y atender la violencia de género

Publicado el 25 Noviembre 2021

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) llama a recordar la importancia de prevenir y atender la violencia de género

En este Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) recuerda la importancia de la reflexión en torno al alcance de la lucha por la igualdad de género y los obstáculos que aún enfrentan las mujeres en el acceso a derechos; en este diálogo, es fundamental visibilizar todas las circunstancias y diferentes contextos que pueden atravesar a los feminismos: clase, raza, nacionalidad, orientación sexual, migración, condición social, etcétera.

El 25 de noviembre es un recordatorio de que la Ciudad de México es un espacio de derechos, donde es indispensable garantizar una vida libre de violencia y el acceso pleno a todos los derechos de mujeres y niñas, con todas las diversidades que las caracterizan: trans, afrodescendientes, con discapacidad, migrantes, con orientación sexual y cuerpos diversos, trabajadoras sexuales, trabajadoras del hogar.

El COPRED reconoce que la violencia de género es la más trascendental manifestación de la discriminación: impide gravemente que las niñas y mujeres gocen de derechos y libertades en igualdad. Sus causas tienen relación directa con estereotipos que se han construido alrededor de los géneros como afirmación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres.

El Consejo comparte la conmemoración de su primera década con esta fecha tan relevante. Por lo tanto, es el momento ideal para refrendar nuestro compromiso a partir de la premisa de que la violencia de género es una manifestación de la discriminación, que las violencias que viven las mujeres se expresan de diferentes maneras y que los tratos diferenciados deben ser eliminados a través de políticas claras que apunten a cerrar la brecha de género en todos los ámbitos.

Por ello, hemos impulsado una conversación pública sobre la menstruación y la comprensión de cómo este proceso biológico impacta en el acceso a derechos como la salud, al agua y saneamiento, a la información y, por supuesto, a la salud sexual y reproductiva y otros derechos.

Además, desde 2013 el primer lugar en las denuncias ante el Consejo es el despido por embarazo, en el cual se engloban el despido injustificado cuando una mujer anuncia su embarazo o regresa de la licencia de maternidad, el hostigamiento para provocar la renuncia de una mujer embarazada o que regresa de la licencia de maternidad, así como la no contratación por embarazo. En esta década se han abierto casi 500 expedientes por esta razón; una medida fundamental que podría equilibrar la presencia entre hombres y mujeres en el empleo es la igualación de las licencias de paternidad y maternidad para fomentar la participación de los hombres en las tareas domésticas y de cuidado. La participación de las mujeres en la fuerza laboral es fundamental para garantizar su autonomía, eliminar la feminización de la pobreza y prevenir la violencia familiar.

Por otro lado, preocupa que en ciertos espacios de la lucha feminista se esencialice a su sujeta política: la mujer. Las mujeres somos de muchas formas; pensar que el patriarcado sólo afecta a un tipo de biología reduce la lucha a unas cuantas, como si el acceso a derechos fuese un juego de suma cero. Todos, todas, todes ganamos cuando se nos respeta como personas, cuando accedemos de manera igualitaria a la consulta médica, a la justicia, la escuela, al trabajo, al cine y al bar; cuando vivimos vidas libres de violencia, cuando nuestra identidad, nuestra piel y lo que tenemos entre nuestras piernas no es una razón para la violencia, el desdén y la discriminación.

Este año hemos sumado 34 talleres sobre igualdad y no discriminación, y acoso y hostigamiento sexual, dirigidos a personal de distintas áreas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, pues estamos convencidas de que las acciones educativas para reflexionar y comprender las prácticas discriminatorias son fundamentales para el cambio social y cultural por la igualdad y la no discriminación.

A 10 años de su creación y en el contexto de esta importante conmemoración, el COPRED refrenda su compromiso de impulsar el trabajo de atención a la discriminación, así como de capacitación y sensibilización en materia de igualdad y no discriminación, para la construcción de una Ciudad de la diversidad, democrática y de respeto a todos los derechos humanos.