Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

COPRED exhorta a velar por el bienestar de niñas, niños y adolescentes durante la pandemia

Publicado el 29 Abril 2020

Ciudad de México, 29 de abril de 2020

Pronunciamiento 011

La declaratoria de la COVID-19 como emergencia sanitaria nacional por causa de fuerza mayor obliga a reflexionar en torno a las problemáticas y violencias que niñas, niños y adolescentes (NNA) enfrentan, y que pueden agravarse o incrementarse ante las medidas de confinamiento.

El aislamiento en los hogares les previene del riesgo de contagiarse de la COVID-19, pero esto no siempre garantiza que sean espacios seguros, en los que sus derechos sean respetados, sus necesidades básicas cubiertas y en donde se sientan a salvo.

La Convención sobre los Derechos del Niño, tratado internacional de las Naciones Unidas que reconoce los derechos humanos de NNA, se funda en los principios de no discriminación, interés superior de niñas y niños; derecho a la vida, supervivencia y desarrollo, y participación infantil.

Además, establece que NNA tienen derecho a vivir sin violencia, sentirse protegidos y queridos, ser respetados en su cuerpo, tener alimentación, atención médica, tiempo para jugar y descansar, decir lo que piensan y ser escuchados. Las personas adultas que les rodean deben asegurarse de que estos derechos se cumplan.

En tanto, la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México reconoce que NNA son iguales ante la ley y merecen un trato igual y equitativo, y garantiza todos los derechos que deben gozar. Las Naciones Unidas, mediante su Comité de los Derechos del Niño, ha advertido del impacto físico, emocional y psicológico que la pandemia por la Covid-19 podría tener en NNA, así como del aumento de la violencia física y psicológica en el hogar, a partir del confinamiento y de la obligación de que NNA permanezcan en hogares en condiciones de hacinamiento o precarización.

Del mismo modo, ha exhortado a los Estados a tomar conciencia de esto y considerar algunas preocupaciones: que las restricciones para proteger la salud pública deben ser proporcionales, mínimas y limitadas en el tiempo, por lo que las autoridades deben velar por el interés superior de las y los menores; que son necesarias soluciones creativas y alternativas para garantizar el derecho al descanso, al ocio, al juego y a actividades culturales y artísticas; que la educación en línea no debe aumentar las desigualdades existentes o reemplazar la interacción alumnado-profesorado; que NNA deben ser alimentados y tener acceso a atención médica; y que es importante proteger a NNA cuya vulnerabilidad se incrementa por circunstancias excepcionales, así como es indispensable difundir información precisa y oportunidades para que NNA sean escuchados.

Ante esto, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) exhorta a autoridades, madres y padres, impartidores de educación y población en general a garantizar los derechos de NNA y a recordar la importancia de explicarles la situación mundial y nacional por la pandemia de la COVID-19, y permitirles reconocer y expresar sus emociones. Recordemos que las personas adultas son ejemplo y guía respecto a su sentir frente a la cuarentena.

Es igualmente importante procurar que mantengan contacto con amigos y amigas, fomentar el aprendizaje mediante modalidades flexibles con contenidos adaptables y con el ritmo que les sea posible, que puedan realizar actividades recreativas y que se les procure una alimentación sana para fortalecer el sistema inmune.

El respeto a los derechos de NNA también pasa por hacerles sentir escuchados, tomados en cuenta y aceptados tal como son. Es preciso recordar que un espacio seguro implica igualmente que las personas adultas estén presentes de manera consciente y al tanto de sus propios procesos personales.

El estrés y la frustración, combinados con el aislamiento y la cercanía física, pueden tener repercusiones serias en NNA por la gravedad de la violencia física, emocional o psicológica a la que están expuestos. La salud, el bienestar físico y emocional, así como la responsabilidad de frenar la violencia contra NNA, que incrementa ante el confinamiento por la COVID-19, está en manos de todas las personas: autoridades, vecinas y vecinos, familiares y ciudadanía en general.

Recordemos que es normal que NNA sientan preocupación, inquietud, confusión o miedo ante las noticias por la pandemia Covid-19. Es preciso hacerles sentir más seguros con información certera y sencilla, explicaciones claras que les hagan partícipes de las medidas con las que pueden contribuir a prevenir el contagio, y recordarles que hay muchas personas especialistas que trabajan en todo el mundo para combatir la pandemia.

Algunas de las recomendaciones recopiladas por organizaciones enfocadas en la niñez incluyen identificar las necesidades de la familia, crear rutinas, distribuir las tareas del hogar, fortalecer la relación con hijas e hijos, promover la participación de NNA, acompañar sus emociones, fomentar el aprendizaje, protegerles de malos tratos, fortalecer la resiliencia, convivir en igualdad y reducir riesgos de desastres en el hogar.

Este 30 de abril COPRED llama a fortalecer las medidas para NNA, y a promover actividades de sensibilización y alternativas ante las violencias de las que podrían ser víctimas en sus hogares. Del mismo modo, es indispensable contemplar estrategias para mitigar el impacto social de la pandemia de la COVID-19 y medidas específicas para proteger a NNA que viven en condiciones vulnerables, como pobreza y falta de vivienda adecuada; con discapacidad; en situación de migración, desplazamiento, campamentos o asilo, con condiciones de salud delicadas o que viven en centros de reclusión con sus madres.

Organizaciones como Unicef y Save the Children cuentan con contenidos en diversas plataformas para hablar de la pandemia con NNA, así como guías, actividades y lecturas permanentes, mientras que la página de internet https://coronavirus.gob.mx/ninas-y-ninos/ del Gobierno de México está específicamente destinada a NNA, con diferentes materiales y actividades especiales como “Crónicas de la cuarentena”, que les invita a expresar qué sienten y cómo viven la Jornada Nacional de Sana Distancia.

Desde el COPRED, reiteramos la invitación del Gobierno de la Ciudad de México a evitar festejos en la vía pública este 30 de abril y recordamos las vías de contacto habilitadas para reportar violencia doméstica: el número 55335533, donde a través de la línea telefónica y el chat de confianza del Consejo Ciudadano toda persona puede compartir videos, fotografías, grabaciones y texto de forma segura, Locatel (56581111) y https://www.denunciadigital.cdmx.gob.mx/ y 089 para denuncias anónimas. Hacemos un llamado a la ciudadanía a ser solidaria y denunciar todo maltrato y violencia hacia NNA que atestigüen; la convivencia con sus agresores, debido a las medidas de la cuarentena, hace imposible que se conozcan las violencias de las que son víctimas.

El respeto a NNA y el cuidado de su bienestar, así como la atención que merecen y la garantía de todos sus derechos, son fundamentales para transitar esta emergencia sanitaria en las mejores condiciones posibles como sociedad.