Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

El Copred llama a redoblar esfuerzos para la protección de los derechos de la población LGBTIQ+

Publicado el 28 Junio 2022

Pronunciamiento 006

En la Conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) hace un llamado a las instituciones gubernamentales, el sector privado y la sociedad civil organizada a redoblar esfuerzos para favorecer la protección de los derechos y el bienestar de las personas de la comunidad LGBTIQ+, que históricamente ha sido objeto de violencia y exclusión social, con manifestaciones desde la invisibilización, hasta la violencia física y la privación de derechos.

De acuerdo con datos de la Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México 2021, realizada por el COPRED, en cuestión de percepción, el 10% de las personas consideran que las preferencias sexuales son la causa más común de discriminación, mientras que 8 de cada 10 personas afirman que existe discriminación hacia los hombres homosexuales y 7 de cada 10 opina que persiste la discriminación hacia las mujeres lesbianas y personas trans. Finalmente, 65.9% y 55.9% también aseguró que se cometen actos de discriminación contra las personas bisexuales e intersexuales, respectivamente.

Históricamente entre 2013 y 2022 se han atendido a cerca de 1300 personas pertenecientes a la población LGBTIQ+ de las cuales 589 fueron en el periodo de 2019 a mayo de 2022. Es decir, el 45% han sido atendidas en este periodo y se han abierto el 40% de expedientes de quejas y reclamaciones. El espacio en el que se cometieron la mayoría de los actos de discriminación ha sido el trabajo, seguido de los establecimientos mercantiles, y los motivos más recurrentes para la realización de estas denuncias fueron la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de rol de género y la condición de salud.

Actualmente, continúa siendo de suma importancia el apoyo hacia la diversidad sexual y de género, dando el adecuado seguimiento a las agendas en la materia, como es el caso del reconocimiento de la identidad de las personas trans en documentos oficiales a lo largo de todo el país, la sanción de los ECOSIG, la homologación de derechos, la recolección eficiente y transparente de datos oficiales sobre crímenes de odio, la concientización y el reconocimiento de la diversidad de familias, la revisión del delito de discriminación y el acceso al derecho a la salud para las personas que viven con VIH. A través de un enfoque transversal e interseccional, también es necesario realizar esfuerzos de sensibilización, concientización y visibilización de luchas compartidas en favor de la diversidad humana, la cual debe de ser respetada y celebrada en su totalidad.

Resalta que, en los últimos años los avances legislativos a nivel local y nacional en favor de la comunidad se han hecho evidentes (Jalisco, Puebla, e Hidalgo son estados que, al igual que la Ciudad de México, han aprobado cambios legislativos a favor del matrimonio igualitario y en contra de las terapias de conversión), por ello es importante continuar impulsando dichos esfuerzos acompañándolos de un enfoque transversal que combata la LGBT+fobia en todos los aspectos de la vida social, contribuyendo al cambio cultural y de conciencia necesario para vivir en una sociedad incluyente e igualitaria.

Este enfoque transversal también implica asegurarnos de que los avances positivos y la visibilidad para las disidencias sexuales y de género sean experimentados equitativamente por todas las personas de la comunidad. En especial, las personas trans y no binarias que conforman el sector más vulnerable de la población LGBTIQ+, al ser sujetas a una violación generalizada de sus derechos e identidades; mientras que disidencias sexuales como la bisexualidad y la asexualidad se mantienen profundamente invisibilizadas. En este sentido, resulta necesario que como sociedad busquemos sanar las deudas históricas que hemos generado con estos grupos, a través de la formulación de estrategias y espacios que amplifiquen sus voces y permitan el pleno goce de sus derechos e identidades.

Desde COPRED, reafirmamos nuestro apoyo absoluto hacia la comunidad trans y a su lucha por el reconocimiento de derechos, entendiendo que la diversidad humana es enriquecedora y compleja y, desde esta perspectiva, reducirla a explicaciones biologicistas no permite comprenderla en su totalidad.

El Consejo invita al sector privado a formular estrategias que reflejen su apoyo a la comunidad dentro de sus procesos internos, generando espacios laborales incluyentes y libres de violencia, eliminando sesgos en los procesos de reclutamiento, asenso y remuneración, y definiendo mecanismos de atención a presuntos casos de discriminación. Las personas LGBTIQ+ existen todo el año, por lo que nuestro apoyo debe de ir más allá de la performatividad para materializarse en acciones concretas y consistentes.