Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Necesario fomentar una cultura de reconocimiento y respeto a las personas mayores

Publicado el 28 Agosto 2019

Ciudad de México, 28 de agosto 2019

Pronunciamiento 012

  • Los prejuicios vulneran la dignidad de las personas mayores y promueven conductas indebidas como el aislamiento, la violencia y el abandono
  • Es fundamental promover su reconocimiento como personas socialmente activas y la creación de condiciones de acceso al trabajo, salud, educación y recreación
  • Urgente la firma y ratificación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores

En el marco del Día Nacional de las Personas Mayores, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) celebra las valiosas contribuciones que las personas mayores aportan a nuestra sociedad, por lo que reiteramos la necesidad de fomentar una cultura del envejecimiento centrada en su reconocimiento como personas socialmente activas y en la creación de condiciones de acceso al trabajo, salud, educación y recreación para preservar su desarrollo integral.

Las personas mayores tienden a ser sujetos de prejuicios que laceran su dignidad y que abonan a la naturalización de conductas indebidas tales como el aislamiento, la infantilización, incluso la violencia y el abandono.

Datos de la Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México 2017 (EDIS-2017), muestran que de una lista de 41 grupos en situación de discriminación, las personas mayores se ubican en el sexto lugar con 4.4%. Además, el 75.7% de las personas encuestadas respondieron que sí existe discriminación hacia las personas mayores y, de dicho porcentaje, el 48% considera que se les discrimina mucho.

Algunas de las principales formas que la ciudadanía percibe como discriminación a las personas mayores, son: negación del derecho al trabajo (18.9%), actitudes de rechazo derivadas de su edad (10.6%), ignorándolos (5.9%), mediante maltratos familiares (5.8%) y a través de distintas ofensas (5.5%).

La suma de acciones desfavorables que condicionan y posicionan a las personas mayores en situaciones de vulnerabilidad, requiere de la aplicación efectiva del marco normativo vigente que garantice el pleno ejercicio de sus derechos y libertades fundamentales y el diseño de políticas públicas que recojan y atiendan sus principales demandas desde una perspectiva de derechos y no de prerrogativas altruistas. 

Por ello, urgimos en la necesidad de la firma y ratificación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, aprobada el 15 de junio de 2015, la cual reconoce la necesidad de un cambio de paradigma sobre el papel de las políticas públicas, los gobiernos y la sociedad hacia este grupo poblacional.

Asimismo, en el Consejo refrendamos nuestro compromiso para promover y defender los derechos de las personas mayores a través de diversas acciones, ejemplo de ello es que en 2017, se elaboró el “Estudio sobre la Discriminación hacia las Personas Mayores, en el Acceso a la Justicia en la Ciudad de México” con el objetivo de conocer la situación que guardan los derechos de las personas mayores, en el ámbito de procuración y administración de justicia.

De igual forma, durante 2018 llevamos a cabo la campaña #PersonaMayorEs con el objetivo de visibilizar y sensibilizar a las y los ciudadanos sobre la discriminación hacia las personas mayores; este año también impulsaremos una campaña que visibiliza las prácticas discriminatorias que viven las personas mayores y hace un llamado a la sociedad para eliminarlas.

Desde el Consejo celebramos que la Constitución Política de la Ciudad de México establezca a las personas mayores como un grupo de atención prioritaria y vele por la creación de sistemas integrales de atención para la prevención de conductas abusivas contra ellas.