Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

El COPRED llama a erradicar toda forma de intolerancia, odio, discriminación y violencia hacia la población intersexual

Publicado el 26 Octubre 2020

Pronunciamiento 035

El Día de la Visibilidad Intersexual conmemora la primera manifestación pública hecha por personas intersex en Estados Unidos, encabezada por Morgan Holms y Max Beck, quienes expresaron su inconformidad hacia todas las prácticas médicas nocivas contra la niñez intersex, que incluían cirugías y tratamientos innecesarios sin su consentimiento informado. Todo esto en el marco de la convención anual de la Academia Americana de Pediatría, celebrada un 26 de noviembre de 1996, en la ciudad de Boston, Massachussets.

En el marco del Día de la Visibilidad Intersexual, el Consejo Para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) hace un llamado a erradicar toda forma de intolerancia, odio, discriminación y violencia hacia la población intersexual, en especial bebés, niñas, niños, niñes y adolescentes.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), entre 0.05% y 1.7% de la población mundial es intersexual, es decir, nacieron con caracteres sexuales (como los genitales, las gónadas y los patrones cromosómicos) que no corresponden con las típicas nociones hetero/cis normadas socialmente.

Es evidente la violencia generalizada a la que se enfrentan las personas LGBTTTI; sin embargo, de manera específica, aquellas identificadas como intersexuales pueden ser objeto al nacer de cirugías precoces decididas por sus padres o personal médico para modificar de forma permanentemente su cuerpo. En 2018, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) recomendó al Estado mexicano “adoptar disposiciones en las que se prohíba expresamente someter a operaciones quirúrgicas u otros procedimientos médicos innecesarios a los niños intersexuales hasta que lleguen a una edad en la que puedan dar su consentimiento libre, previo e informado, y que aporte a las familias con niños intersexuales el asesoramiento y el apoyo adecuados”.

La Constitución Política de la Ciudad de México reconoce en su artículo 11 a las personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTI como grupo de atención prioritaria, que históricamente y debido a la desigualdad estructural de nuestras sociedades han enfrentado discriminación, exclusión, abusos, violencia y mayores obstáculos para el pleno ejercicio de sus derechos y libertades fundamentales.

En ese sentido, el COPRED subraya la importancia de garantizar, proteger y promover los derechos y libertades fundamentales de las personas intersexuales, especialmente de bebés, niñas, niños y adolescentes, evitando realizarles cualquier tipo de procedimiento quirúrgico o tratamientos médicos que busquen ajustar sus cuerpos a los estereotipos binarios de sexo sin su solicitud y consentimiento.

Es fundamental respetar en todo momento su derecho a la integridad física, el libre desarrollo a la personalidad e identidad, sus derechos sexuales, así como garantizar el acceso a los servicios de salud y al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, de conformidad con los instrumentos jurídicos internacionales (Principios de Yogyakarta) y las legislaciones nacionales o locales.