Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

19 de abril: Día Internacional de los Pueblos Originarios

Publicado el 17 Abril 2020

Ciudad de México, a 17 de abril de 2020

Pronunciaminto 010

En la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Originarios, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) refrenda su compromiso para acabar con cualquier práctica que limite la autodeterminación y el libre ejercicio de derechos de las personas indígenas que habitan y transitan en la Ciudad de México, especialmente en el contexto de la pandemia de la Covid-19.

El Día Internacional de los Pueblos Originarios se celebra cada año en conmemoración del Congreso Indigenista Interamericano inaugurado en el pueblo de Pátzcuaro el 19 de abril de 1940, convocado por el Presidente Lázaro Cárdenas, para asentar en la agenda pública latinoamericana la situación de los pueblos originarios con respecto a la autodeterminación, al autogobierno y el acceso a derechos.

A 80 años de su celebración, la Ciudad de México se ha consolidado como una de las ciudades latinoamericanas comprometidas con el reconocimiento, la preservación y defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas, primero al reconocerse como una entidad pluricultural, plurilingüe y pluriétnica. Después, mediante la promulgación de la Constitución Política de la Ciudad de México, que garantiza la libre determinación, autonomía y derechos políticos, sociales y culturales de los pueblos, barrios originarios y comunidades indígenas residentes.

Desde el COPRED refrendamos nuestro compromiso en la lucha contra los prejuicios y estigmas que atentan contra el ejercicio de sus derechos y reconocemos la herencia cultural, histórica y lingüística que aportan a la ciudad.

Asimismo, ante la disminución de actividades laborales, educativas, culturales y lúdicas en los espacios públicos, derivada de la contingencia sanitaria por la COVID-19, apelamos a la implementación y fortalecimiento de medidas que amortigüen los efectos colaterales de la pandemia en términos económicos y sociales, mismos que minan el desarrollo de las de las comunidades indígenas, particularmente para las personas artesanas y aquellas que laboran en el sector informal y no cuentan con seguridad social.

Recordemos que las personas que pertenecen a barrios originarios y comunidades indígenas son parte de los grupos de atención prioritaria determinados por la Constitución capitalina y por lo tanto, se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad social ante los impactos diferenciados que tendrá la pandemia de la Covid-19. Por ello, es necesario garantizar acciones positivas que les garanticen el acceso a la salud, a información completa y accesible sobre la contingencia y a medidas que puedan paliar los impactos económicos derivados de la situación actual.