Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

¿Quiénes somos?

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), se crea el 25 de noviembre de 2011 y es un organismo descentralizado sectorizado a la Secretaría de Desarrollo Social del Distrito Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propios. Para el desarrollo de sus atribuciones, la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal refiere que el Consejo gozará de autonomía técnica y de gestión; así como para llevar a cabo los procedimientos de reclamación o queja, incidencia en la Política Pública y el Plan de desarrollo.

Nuestro quehacer fundamental se describe en la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal (LPEDDF).

Prevenir y eliminar la discriminación en la Ciudad de México, a través del análisis y evaluación de la política pública, legislativa y los entes públicos, y la atención a la ciudadanía, con el fin de generar un cambio social a favor de la igualdad y la no discriminación, mediante el trabajo con los diferentes sectores de la sociedad.

Trabajamos a favor del derecho a la igualdad y la no discriminación de todas las personas que habitan o transitan por la Ciudad de México y en particular de aquellos grupos de población potencialmente vulnerables a ser víctimas de discriminación como por ejemplo las personas indígenas, las mujeres, las personas adultas mayores, las personas jóvenes, población LGBTTTI, entre otros. También brindamos atención a personas que hayan sufrido discriminación y realizamos acciones de promoción, difusión y educación para construir una cultura a favor de la igualdad y la no discriminación.

Asimismo, velamos por el cumplimiento de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación en el Distrito Federal; analizamos y proponemos reformas en el marco legal del Distrito Federal a fin de hacerlo armónico con los principios de igualdad y no discriminación, emitiendo lineamientos generales de políticas públicas a favor de una cultura de la igualdad.

Titular

Jacqueline L’Hoist Tapia

Presidenta del COPRED

Teléfonos:
5512-8632 ext. 1002

Twitter:
@Jacquie_LHoist

Escolaridad:

Es licenciada en Seguridad Pública por la UNADM y cuenta con diversas especialidades en Derechos Humanos y en Teología de la Liberación. También se especializó en recaudación de fondos por la “Indiana University Center on Philanthropy”.

Experiencia:
Extracurricular:

Nació en la Ciudad de México el 19 de enero de 1963, hija de padre migrante francés. Está casada desde 1984; madre de un hijo y una hija.

Ha construido su trabajo como defensora de los derechos humanos en la Ciudad de México desde 1994. Destaca como especialista en temas de no discriminación escribiendo artículos, coordinando investigaciones y participando como panelista nacional e internacional; se ha distinguido por ser impulsora de iniciativas que garanticen el trato igualitario y la no discriminación en la capital, así como en el acompañamiento de víctimas.

Premios y reconocimientos recibidos:

  • 2017. Reconocimiento del International Trans Fund.
  • 2017. Doctorado Honoris Causa, otorgado por el Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia.
  • 2016. Galardón Mujer de Calidad por el OIFAM, AC.
  • 2014. Premio de Derechos Humanos René Cassín, otorgado por la Comunidad Judía en México; primera mujer en recibirlo.
  • 2013. Reconocimiento de la Legión de Honor Nacional y de México como integrante de número.

Fue consejera de las secciones Justicia y Ciudad del periódico Reforma y Profesora de ética en la Universidad Latinoamericana. Participó en la 29° Conferencia Internacional para Mujeres Líderes del Mundo 2015, realizada en Haifa, Israel.

Actualmente es integrante del Consejo Consultivo del Consumidor de la Ciudad de México, PROFECO; Consejera Académica de la Universidad Insurgentes; escribe para Huffington Post, EL Big Data y colabora en la revista DFensor. Es asociada fundadora del Centro de Documentación e Investigación Judía de México AC; actualmente conduce el programa de televisión “Ciudad Abierta” de la Asamblea Legislativa, mismo que se transmite por el Canal 21.2.

Es Licenciada en Seguridad Pública por la Universidad Abierta y a Distancia de México UnADM; cuenta con diversas especialidades en Derechos Humanos y Teología de la Liberación, así como en recaudación de fondos por la “Indiana University Center”. Tomó un seminario titulado “Investigación, Políticas y Gestión para las Transformaciones Sociales”, impartido por la UNESCO en América Latina y el Caribe.

Dada su gran experiencia en Derechos Humanos, a partir de octubre de 2011 fue designada por el Jefe de Gobierno como fundadora y presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), consolidando a éste como el primero en su género a nivel estatal; fue ratificada en octubre de 2014.

Destaca su participación de manera activa en la elaboración del “Diagnóstico y Programa de Derechos Humanos para el D.F.”, primero en su tipo a nivel internacional. Dicho modelo lo llevó a Río de Janeiro, Brasil y Asunción, Paraguay, a través de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México.

Se ha enfocado en trabajar desde la sociedad civil, colaborando en organizaciones ciudadanas como: Consejo Consultivo de Organizaciones de Derechos Humanos, Centro de Estudios Ecuménicos (CEE), Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS), Centro de Periodistas e Investigación y en FUNDAR Centro de Análisis e Investigación.

También es fundadora de organizaciones como: Resultados México, Alianza Cívica, Propuesta Cívica y México Posible, en esta última se desempeñó como Presidenta de la Comisión de Transparencia.

Siempre ha asumido su compromiso como persona servidora pública en la construcción de organismos públicos, que abonen a la democracia y garanticen una vida digna para las personas que viven y transitan por la Ciudad de México. Comparte entre otros principios el de la igualdad, libertad de expresión, transparencia, acceso a la información y cree en un Estado laico, así como en los derechos de las víctimas.

Jacqueline L’Hoist Tapia expresa: “Reconozco a la no discriminación como un derecho en sí mismo y una condición primera para alcanzar el goce y ejercicio de los derechos humanos. No tengo duda que la cultura es siempre viva, con capacidad de autocrítica y que esto nos permite modificar el entorno. Por lo tanto, la discriminación es una conducta que se puede modificar”.