Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Lamenta COPRED que para el TAS la palabra "puto" sea impropia y no ofensiva

Publicado el 16 Noviembre 2017

Pronunciamiento núm. 017

Ciudad de México, a 16 de noviembre de 2017

  • El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) concluyó que no es ofensivo grito “puto” en estadios.
  • COPRED considera que el grito sí es dirigido al equipo rival y su significado es homófobo.
  • Compromiso de todas las personas promover el respeto y no discriminación en cualquier ámbito.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) se pronuncia en contra de la conclusión emitida por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por sus siglas en francés), donde expone que el grito ¡eeeehhh… puto! pronunciado por las y los aficionados al fútbol en los estadios no es ofensivo, ni discriminatorio, pues no está dirigido a alguna persona en concreto.

De acuerdo a esta resolución el TAS consideró que este grito debe ser apreciado como una “conducta impropia” de las y los espectadores, conforme al Art. 67 del Código Disciplinario de la FIFA, con lo cual las multas impuestas a la Federación Mexicana de Fútbol se anulan y en su lugar se emite una advertencia.

En este sentido el COPRED expone lo siguiente:

Cuando el TAS menciona que las personas aficionadas no tienen la intención de ofender, calificando el grito ¡eeeehhh… puto! solo como conducta impropia, se equivoca; lo cierto es que para el aficionado/a, sí tiene como objetivo agraviar al rival y lo hacen gritándolo en despejes, tiros de esquina o en cualquier jugada que involucre un riesgo para el equipo al que se apoya, porque sabe que con ello les señala como cobardes.

Consideremos que en cualquier contexto la palabra “puto” es violenta y ofensiva; y aunque las y los aficionados no sean homofóbicos, el uso de esta expresión es en sí misma homófoba y conlleva conductas discriminatorias, ya que incita, promueve y justifica la intolerancia a la homosexualidad.

Por tanto rechazamos completamente que estas expresiones homófobas se sigan presentando en los estadios de fútbol o en cualquier otro espacio.

Es necesario que todas las personas promuevan ambientes de respeto, inclusión y no discriminación en todos los ámbitos sociales: en la familia, escuela, deporte, trabajo u otros, siempre privilegiando garantizar la dignidad de las personas.